Viernes Dic 15

Cáncer de Próstata - Dr. Erick Sierra Díaz ..::: Urólogo Cirujano :::...

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

El cáncer de próstata (CaP) es una de las neoplasias (tumores) diagnosticadas más frecuentemente en el mundo occidental, con una incidencia global de 98 por 105 teniendo a los Estados Unidos con una de las incidencias más altas. Durante el 2002 en Inglaterra se diagnosticaron 32 000 casos y mas de 10 000 muertes fueron reportadas a causa de cáncer de próstata.

La incidencia más baja fue reportada en Shangai, China, siendo de 2.3 por 105 aunque en los últimos años la incidencia se ha incrementado en este país. Entre 1973-77 y 1988-92 se observó un incremento significativo en EUA, Canadá, Australia, Francia y países Asiáticos. El incremento en los porcentajes fue de 25-114%, 25-55% y 10-104% en naciones con alto, medio y bajas incidencias iniciales respectivamente.

cancer_de_prostata3

En México, el cáncer de próstata es una de las principales causas de muerte por neoplasias malignas en hombres,  presentando tasas de morbilidad y mortalidad de 5% y 7% en 2001 y  de 5.94% y 9.9% al 2003 respectivamente. En el 2001, el CaP fue diagnosticado en 5,911 pacientes y se reportaron 4,030 muertes. Para el 2003 las cifras aumentaron a 6,536 casos y 4602 defunciones. Durante el 2001 los índices  más altos fueron reportados en los estados de Michoacán, Nayarit y Durango, con incidencias de 25.4, 24.6 y 23.6 por 105 respectivamente. El Distrito Federal, Jalisco y Nuevo León contaron con el mayor número de reportes histopatológicos (1621,660 y 471 respectivamente). En el 2003, el Distrito Federal y Jalisco continuaron reportando el mayor número de registros con 1848 (28.3%) y 690 (11%) respectivamente.

En el 2001 en nuestro país, los casos de cáncer de próstata concentraron el 5.8% de las neoplasias malignas, y representaron una cifra de 24 casos registrados por cada 105 hombres mayores de 25 años. Al 2003, la cifra fue de 6.7%. Los casos aumentan en 2.8 veces a los 50 años, más de 14 veces a los 60 años y más de 19 a los 65 años de edad.


La edad avanzada es el factor de riesgo primario para el cáncer de prostata,  su incidencia incrementa conforme a ésta y es raro ver casos en pacientes menores de 40 años. La prevalencia aumenta de 29% en la sexta década de la vida a 67% en la novena década de la vida. En un hombre de 50 años existe una probabilidad de desarrollar cáncer de próstata microscópico de 40%, un 10% aproximado de ser diagnosticado con la enfermedad y 2 a 3% de probabilidades de morir a causa de la enfermedad. Muchos estudios han reconocido la predisposición familiar al desarrollo de cáncer de próstata,  sugieren que la historia de cáncer de próstata familiar que incluye al padre o a un hermano está asociada con cuando menos un riesgo dos veces mayor para desarrollar la enfermedad (penetrancia elevada en genes susceptibles representando el 10% de los casos). Una historia familiar positiva es uno de los factores epidemiológicos más importantes para el cáncer de próstata. Se estima que tener uno, dos o tres familiares de primera línea incrementa el riesgo relativo a 2.2, 4.9 y 10.9 veces respectivamente.

Los hábitos dietéticos también se han reportado como un factor de riesgo para el cáncer de próstata, especialmente las dietas ricas en grasas saturadas. Por otro lado, una dieta rica en antioxidantes y vitamina E pueden reducir el riesgo.

En las últimas dos décadas el antígeno prostático específico se ha utilizado de manera extensiva para la detección temprana del cáncer de próstata. Se trata de una glucoproteína producida por el epitelio prostático y secretada en concentraciones considerables en el líquido seminal. Tiene una vida media de 2 a 3 días y sus niveles pueden depender de los  niveles de andrógenos, el volumen prostático, la edad y la raza. La sensibilidad y especificidad  es de 100 y 91% con límites séricos de 2.5 ng/ml y de 44 y 94% respectivamente con un limite de 4 ng/ml.

Ademas del antígeno prostático especifico es importante informar a su medico tratante acerca de antecedentes de cáncer de próstata u otro tipo de cáncer en su familia. Para un mejor diagnostico el tacto rectal debe realizarse en pacientes mayores de 50 años y en algunos casos especiales a partir de los 40 años. Los síntomas son inespecíficos, puede haber hematuria (sangre en la orina), hematospermia (sangre en el semen), molestias urinarias y en algunos casos puede no presentar ningún síntoma.

Actualmente, para tratar del cáncer de próstata existen varias opciones de manejo que deben adecuarse al tipo de paciente, grado, estadio entre otras características. Entre estos se encuentran tratamientos tales como la prostatectomía radical neuropreservadora, radioterapia tridimensional conformacional y la braquiterapia, que han incrementado su uso en los casos de Cáncer de próstata localizado. A pesar de estos avances en el tratamiento del cáncer de próstata, esta patología continúa siendo un problema serio de salud pública en la mayoría de los países occidentales.cancer_prostata2

La mejor medicina es la preventiva, por lo que es importante llevar una revisión completa anual que incluya un interrogatorio completo, exploración física con tacto rectal y antígeno prostático especialmente en pacientes mayores de 50 años o con factores de riesgo. El cáncer de próstata es una enfermedad curable si se detecta a tiempo.

Como explicábamos arriba, el cáncer es totalmente asintomático es sus estados iniciales por lo cual es prudente su detección temprana, junto con el mejoramiento del estado general del enfermo para mejorar sus defensas. Usualmente cuanto más avanzado el cáncer, mayor número de síntomas y mayor su intensidad.






Buscador interno Web