Viernes Dic 15

Infección de las vías urinarias - Dr. Erick Sierra Díaz ..::: Urólogo Cirujano :::...

Infecciones de vías urinarias en pediatria

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Las infecciones del tracto urinario son las infecciones bacterianas mas comúnmente encontradas en la práctica clínica en Europa y Norteamérica. Se estima que 150 millones de casos de infecciones de vías urinarias (IVU)  ocurren anualmente, resultando gastos por más de 6 millones de dólares al sector salud.


Las infecciones de vías urinarias en pacientes pediátricos también son un problema importante. Datos de la US. Healthcare Cost and Utilization Project (HCUP) revelan que 51 de 100,000 niños y 174 de 100,000 infantes menores de 3 meses son hospitalizados anualmente por infecciones del tracto urinario.

En general, las niñas son mas comúnmente hospitalizadas (2.5 veces). Respecto a las consultas, se estima que del 2.4 al 2.8% del total son por IVU, además de un total de 40,000 ingresos por IVU por año con costos de hasta 4500 dólares por niño. La incidencia de IVU depende de la edad y el sexo. Durante el primer año de vida, las IVUs son más comunes en varones (3.7%) que en niñas (2%), posteriormente la incidencia cambia, siendo de 3% para niñas y 1.1% en niños. Se estima que el riesgo de IVU durante la primera década de la vida es de 3% para niñas y 1% para niños.

La incidencia de bacteriuria asintomático es de 0.7-3.4% en neonatos, 0.7-13 en infantes menores de 3 meses y de 0.2-0.8% en niños y niñas preescolares respectivamente. A nivel nacional y en el estado de Jalisco las infecciones de vías urinarias ocupan el tercer lugar dentro de las veintes principales causas de enfermedad nacional en niños (1-14 años) . Los agentes patógenos más comunes son gram negativos, principalmente organismos entéricos. De estos,

Escherichia coli es responsable del 90% de los casos. Los organismos gram positivos representan 5-7% de los casos. Las infecciones nosocomiales muestran un amplio grupo de organismos patógenos agresivos como klebsiella, serratia y pseudomonas spp. Existen varios factores de riesgo relacionados con las IVUs que hay que mencionar. La obstrucción y disfunción del tracto urinario son causas muy comunes. La fimosis también es un factor predisponente. Una gran variedad de anomalías congénitas del tracto urinario pueden causar IVU secundario a obstrucción, por ejemplo las valvas uretrales, estenosis ureteropielica, entre otras.


Diagnostico convencional de infección de vías urinarias.

El papel del examen general de orina como herramienta diagnostica es controversial dada su limitada especificidad. La adecuada toma de la muestra de orina es crucial para lograr un buen diagnostico de IVU. Sin embargo, tomar una muestra no contaminada en un niño, es difícil. Existen 4 formas para tomar la muestra: (a) con una bolsa colectora adherida al perineo del paciente, es útil para niños pequeños pero existe alto riesgo de obtener una muestra contaminada; (b) la muestra de chorro intermedio es útil solo si es negativo, cuando es positivo es difícil descartar si la muestra esta contaminada, sobre todo si fue tomada en niñas o niños quienes no tienen la circuncisión; (c) la muestra tomada por cateterización con medidas de asepsia adecuada es útil, pero la desventaja  es lo traumático del evento además de que en pacientes femeninos que cooperan poco, la muestra puede contaminarse; (d) por ultimo, la aspiración suprapúbica, este tipo de obtención de muestra tiene la menor posibilidad de contaminarse, pero es traumática y raramente se practica.

 

El urocultivo es una parte crítica en el protocolo de estudio de infecciones de vías urinarias. El cultivo identifica el organismo causal de la infección y sirve como guía para el tratamiento en la selección de antibióticos. La definición tradicional para una infección clínicamente significativa es la presencia de más de 100,000 ufc/mL. Cantidades menores también se han asociado a infecciones urinarias, especialmente cuando se obtienen por punción suprapúbica.  La capacidad diagnostica de este estudio depende de la calidad de la muestra, por lo que una muestra mal tomada, es decir, que se contamine, o que no se procese en las primeras horas puede afectar el resultado.  A diferencia del examen general de orina, el urocultivo requiere mínimo 24 horas para la obtención de resultados en caso de bacterias de crecimiento rápido y hasta 72 horas para otros agentes patógenos.

El tratamiento debe ser con antibióticos. El antibiótico seleccionado y el tiempo de administración dependerá de las características del cuadro y otros factores como la edad del paciente, tiempo de evolución y si esta asociado a otras enfermedades como litiasis o diabetes. Es muy importante no administrar medicamentos sin supervisión medica a sus hijos ya que el manejo inadecuado puede empeorar la infección. Para mayor información consulte a su medico.

Buscador interno Web