Viernes Dic 15
Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

El cáncer de testículo es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de uno o ambos testículos.

Los testículos son dos glándulas en forma de huevo situadas dentro del escroto (una bolsa de piel suelta que se encuentra suspendida directamente debajo del pene). Los testículos se sostienen dentro del escroto mediante el cordón espermático, que también contiene los vasos deferentes, y los vasos y nervios testiculares.

 

Anatomía del sistema reproductor y el sistema urinario masculino, muestra la próstata, los testículos, la vejiga y otros órganos.

Los testículos son las glándulas sexuales masculinas y producen testosterona y espermatozoides. Las células germinales dentro de los testículos producen espermatozoides inmaduros que, a través de una red de túbulos (tubos minúsculos) y tubos más grandes, llegan al epidídimo (un tubo largo en espiral cerca de los testículos), donde los espermatozoides maduran y se almacenan.

Prácticamente todos los cánceres de testículo comienzan en las células germinativas. Los dos tipos principales de tumores de células germinales testiculares son seminomas y no seminomas. Estos dos tipos crecen y se diseminan de manera diferente y se tratan de distinta manera. Los no seminomas tienden a crecer y diseminarse más rápidamente que los seminomas. Los seminomas son más sensibles a la radiación. Un tumor testicular queAnatomía del sistema reproductor y el sistema  urinario  masculino; muestra vistas frontales y laterales de los  uréteres, los  ganglios linfáticos, la vejiga, el recto, la próstata, la  uretra, el  conducto deferente, la vesícula seminal, el conducto  eyaculatorio, el  pene y los testículos. contiene tanto células de seminoma como de no seminoma se trata como un no seminoma.

El de testículo cáncer es el cáncer más común en los hombres de 20 a 35 años de edad.

Los antecedentes de salud pueden influir en el riesgo de padecer de cáncer de testículo.

Cualquier cosa que aumenta la posibilidad de contraer una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a padecer de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a padecer de cáncer. Las personas que piensan que pueden estar en riesgo deben discutir este tema con su médico. Los factores de riesgo para el cáncer de testículo incluyen los siguientes aspectos:


  • Un testículo no descendido.
  • Desarrollo anormal de los testículos.
  • Antecedentes de salud personal o antecedentes familiares de salud de cáncer de testículo.
  • Ser de raza blanca.

Entre los signos posibles de cáncer de testículo se incluyen inflamación o malestar en el escroto.

Estos y otros síntomas pueden ser causados por el cáncer de testículo. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta alguno de los siguientes problemas:

  • Protuberancia indolora o inflamación en cualquiera de los testículos.
  • Cambio en los testículos al tacto.
  • Dolor sordo en el abdomen inferior o en la ingle.
  • Acumulación súbita de líquido en el escroto.
  • Dolor o incomodidad en un testículo o en el escroto.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de testículo, se utilizan pruebas que examinan los testículos y la sangre.

Buscador interno Web